Llámanos para concertar cita
91 636 81 28
Cómo llegar

Salud: ¿Medio vacía o medio llena?

Publicado el 12/07/2016 en Salud

DSC_0248La salud es el estado natural de los seres vivos y la enfermedad es una señal de que nos estamos alejando de nuestro estado natural.

En Medicina China se reconoce que casi todas las enfermedades tienen un origen emocional. Si es verdad que no siempre  podemos controlar lo que ocurre en nuestras vidas, lo que sí podemos es decidir cómo enfocamos los acontecimientos. Si nuestras emociones y nuestras actitudes frente a la realidad, son negativas, acabarán alterando nuestro sistema hormonal y afectando a nuestra salud.

Un hecho es indiscutible: Está en nuestra mano cambiar lo que pensamos o creemos, cambiar nuestra actitud ante la vida.

Un ejemplo:

Acontecimiento: Nos diagnostican una enfermedad que puede ser grave.

Pensamiento: Voy a perder mi autonomía. Pasaré a depender de mi familia y seré una carga para ellos.

Emociones: Miedo, preocupación, depresión.

Ahora bien, podemos cambiar ese pensamiento por este otro: Puede que tenga esa enfermedad o puede que no, pero lo cierto es que lo que yo haga con mi vida desde ahora va a condicionar el rumbo que tomen los acontecimientos. Yo puedo volver a estar bien.

Si cultivamos este pensamiento hasta hacer que se convierta en una verdad para nosotros, notaremos cómo cambian nuestras emociones: el miedo y la depresión serán sustituidos por la calma y la confianza en nuestras posibilidades. Las emociones positivas mejorarán el estado de nuestra energía y facilitarán nuestra recuperación.

Resumiendo: Si te preocupa un problema de salud, observa tus emociones al respecto y averigua qué pensamientos o creencias las motivan. Tienes dos posibilidades: No cambiar esos pensamientos y hacer que la famosa botella, que en este caso es tu estado de salud, evolucione de medio vacía a vacía o, por el contrario, cambiarlos y la consecuencia será que tus emociones también cambiarán y tu salud evolucionará de medio llena a completamente llena.

Nuestro deseo de vivir, nuestra energía, aumenta cuando hacemos lo que nos da alegría, lo que nos satisface. No perdamos de vista este ideal y luchemos por él.

.

Comparte en:Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *