Llámanos para concertar cita
91 636 81 28
Cómo llegar

Crema de calabaza y cúrcuma

Publicado el 22/12/2015 en Alimentación

DSC_0053DSC_0056

La cúrcuma es una de las especias que forman parte del “curry”. En sí misma es un analgésico natural, un antiinflamatorio que se ha utilizado durante siglos en la medicina Ayurvédica.

Sus propiedades son múltiples: puede aliviar el dolor que produce la artritis, proteger el hígado y el sistema nervioso, bajar el colesterol y favorecer el buen funcionamiento cardiaco. Además, es una sustancia antioxidante y anticancerosa. Si añadimos un poco de pimienta negra a la cúrcuma, reforzaremos su papel de protectora frente al cáncer.

Sin duda, la cúrcuma es una especia saludable: solo tenemos que utilizarla en nuestros platos para beneficiarnos de sus propiedades.

Aquí os damos la receta de una crema muy sabrosa y apropiada para las noches frías del invierno.

Ingredientes:

_ Media cebolla

_ Unos 600 grs. de calabaza (escoged una de las que tienen forma de cacahuete)

_ Una cuchara sopera de polvo de cúrcuma

_ Media cucharita de pimienta negra molida

_ Sal y hierbas aromáticas

_ Corta en dados grandes la cebolla y la calabaza, ponlos en una cacerola y añade la cúrcuma y la pimienta. Añade un chorrito de aceite y mezcla bien todo. Saltea los ingredientes (fuego más bien alto) durante dos o tres minutos, sin dejar de mezclar. Añade agua hirviendo justo hasta que los ingredientes estén cubiertos. Tapa la cacerola y deja hervir a fuego lento durante unos 20 minutos, hasta que la calabaza esté blanda.

Añade sal y, si quieres, una hierba aromática (orégano, tomillo…)

Bátelo todo con una Minipimer hasta que tenga una consistencia cremosa y sírvelo bien caliente.

Esperamos que te guste.

DSC_0056

Comparte en:Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Antiinflamatorios naturales

Publicado el 13/12/2015 en Alimentación

Cúrcuma, piñaTodos conocemos la recomendación de Hipócrates: “Que tu alimento sea tu medicina”.

En nuestros días, se añaden aditivos a muchos alimentos (colorantes, conservantes, potenciadores de sabor, etc.), que por ese motivo llegan transformados artificialmente a nuestras mesas. Día tras día, ingerimos un cóctel de sustancias químicas que, según muchos expertos, son en parte responsables de las reacciones alérgicas que sufren tantas personas. Sin duda, lo mejor es alimentarnos totalmente de manera natural, pero hoy no es fácil conseguirlo.

¿Qué hacer entonces? Por una parte, hemos de limitar al máximo la ingesta de alimentos procesados. Por otra, hemos de confiar en la capacidad de nuestro organismo para eliminar, ocasionalmente, algo que le perjudicaría si lo tomásemos con frecuencia. Y, lo más importante, hemos de estar atentos a las señales de nuestro cuerpo y reaccionar cuando algo no vaya bien. Generalmente, el dolor o una molestia continuada nos avisan. Y si así ocurre, ¿por qué no tomar un remedio natural en lugar de correr en busca de un calmante? Las hierbas medicinales, las especias y ciertos alimentos, pueden ayudarnos.

Tres antiinflamatorios naturales muy efectivos son la cúrcuma (una de las especies con que se hace el “curry”), el jengibre y la bromelaína (que se encuentra en la piña tropical). En los próximos artículos os enseñaremos a usar estos remedios naturales y os daremos unas recetas sencillas de realizar.

Comparte en:Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+