Llámanos para concertar cita
91 636 81 28
Cómo llegar

¡MACHISTA!

Publicado el 16/05/2015 en Salud

palabrasNo hace muchos días, en un café de Madrid, pude oír una conversación de un grupo de amigas que atrajo mi atención porque revelaba, de una manera divertida, cómo algunas personas no sólo no saben comportarse cívicamente, sino que además utilizan impropiamente las palabras para insultar al ciudadano que les echa en cara su conducta.

Una de las amigas había visto unos días atrás cómo una mujer, acompañada de un niño, tiraba a la acera una cajetilla  de tabaco. Un hombre que pasaba por allí le dijo de manera educada que se le había caído, a lo que la mujer contestó: “No importa, está vacía”. El hombre entonces replicó que había una papelera allí cerca y que lo que estaba haciendo no era un buen ejemplo para el niño. ¿Cuál creéis que fue su reacción? Contestarle indignada: “¡Machista!”

Y yo me pregunto: ¿Se es machista por pedirle a una mujer que se  comporte cívicamente si ella, a la vista de todos, no lo está haciendo? Creo que no, y a eso me refería cuando hablaba del uso impropio de las palabras, a las que, en casos como este, ponemos al servicio de nuestros intereses: el interés de esta mujer era mostrarse ante los demás como una víctima.

 

En otro orden de cosas, ya hemos dedicado un artículo en este blog al uso impropio de la palabra “ecológico” para designar a los alimentos importados del otro lado del mundo que, aunque sólo fuera por el daño medioambiental que produce el transporte a largas distancias, dejarían de ser ecológicos (V. Alimentos ecológicos “made” in China).

Por desgracia, no es este el único ejemplo de incoherencia entre los que trabajan en el sector, de fronteras a veces tan difusas, de los alimentos no convencionales: hace unas semanas supimos que una empresa de cría de pollos, denominada “holística” por sus propietarios, había utilizado para alimentarlos pienso transgénico. ¿Ignoraba la empresa que “holístico” y “transgénico” son palabras de significado incompatible? ¿O, simplemente, pusieron la primera de ellas al servicio de sus intereses, que por cierto no tenían nada de holísticos?

 

Comparte en:Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *