Llámanos para concertar cita
91 636 81 28
Cómo llegar

¿Tensión alta?

Publicado el 03/04/2015 en Salud

SPM_A0009_  ¿Cuándo se puede hablar de tensión alta?

Según la Organización Mundial de la Salud,  sólo se puede hablar de tensión alta cuando repetidas lecturas, a lo largo de seis meses, indican que esta es alta, es decir, superior a 12/8. Y esto es así porque la tensión varía mucho a lo largo del día, de acuerdo con circunstancias tales como estar nerviosos, haber hecho un esfuerzo físico, haber fumado o bebido, etc. Por eso, la tensión hay que tomársela cuando estamos tranquilos y durante un periodo de tiempo relativamente largo.

_ ¿Cuáles son las causas de la tensión alta?

En el 90% de los casos, las causas son:

* Una alimentación inadecuada, por ejemplo, rica en grasas animales y pobre en fibra, combinada con un exceso de sal y azúcar.

* La falta de ejercicio físico.

* El estrés continuado.

Súmese a esto que el consumo de alcohol, cafeína y tabaco pueden complicar la situación, así como el uso de medicamentos anticonceptivos, antidepresivos, antiinflamatorios e hidrocortisona.

En el 10% restante, la tensión alta se debe a causas orgánicas tales como el mal funcionamiento de los riñones / las glándulas suprarrenales o una malformación congénita del corazón.

_ ¿Qué hacer si tenemos la tensión alta?

De acuerdo con lo que decíamos más arriba, la solución al problema puede estar en un cambio de estilo de vida:

1) Alimentación: Como mínimo, un 80% de lo que comemos debe componerse de verduras, hortalizas, fruta fresca, cereales integrales y legumbres (fibra, minerales, vitaminas…)

Hay que reducir, o suprimir, el consumo de leche y productos lácteos (grasa), carne (grasa), embutidos (grasa y sal), bollería, bebidas refrescantes y conservas (azúcar). Y lo mismo se puede decir del consumo de cafeína, alcohol, tabaco y los medicamentos antes nombrados.

2) Ejercicio físico: El ejercicio físico mejora el funcionamiento del corazón, reduce el estrés, elimina toxinas…factores, todos ellos, esenciales para una correcta circulación de la sangre y para la salud de nuestras arterias. Es ideal combinar el ejercicio aeróbico _ gimnasia, carrera, natación…_ con la meditación o la práctica de Yoga, Tai-Chi o Chi-Kung.

3) Estrés: Después de identificar las causas del mismo (exceso o falta de trabajo, roces familiares, insatisfacción emocional, etc.), nos toca intentar eliminarlas o cambiar nuestra actitud con respecto a ellas.

Shiatsu  y Digitopuntura, al ayudarnos a recobrar el equilibrio en todos los órdenes (físico, mental y emocional), pueden contribuir a mantener nuestra tensión sanguínea en su justo punto.

Por último, si a pesar de llevar una vida saludable (alimentación, ejercicio, gestión de las emociones) nuestra tensión sigue estando alta, debemos consultar a un médico experto para que nos haga los exámenes pertinentes y prescriba el tratamiento más adecuado

Comparte en:Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *