Llámanos para concertar cita
91 636 81 28
Cómo llegar

Alimentos «ecológicos» made in China

Publicado el 25/03/2015 en Alimentación

SP_A0058¿Os interesa que los alimentos que consumís sean de calidad y ecológicos? Lo que os contamos a continuación nos ha pasado a Barry y a mi, María José:

Todos sabemos que China y otros países asiáticos se han convertido en la verdadera fábrica del mundo. Lo que muchos no sabíamos es que eso llegara tan lejos que fuera posible encontrar en nuestro país judías, pipas de girasol o calabaza, pasas, etc.,”ecológicas” procedentes de China.

Hace aproximadamente año y medio, nos alarmó constatar que una empresa española bien conocida, que suministraba productos ecológicos a nuestro grupo de consumo, importaba de China las judías y pipas de girasol. ¿Podíamos estar seguros del origen ecológico de estos alimentos? ¿Eran dignas las condiciones de trabajo en el país a que nos referimos? ¿Qué huella ambiental había dejado el transporte, durante miles de kilómetros, de estos alimentos?

Como las judías y el girasol son cultivos tradicionales en España, pedimos explicaciones a la empresa importadora sobre su decisión, pero  sus respuestas fueron insatisfactorias y nosotros dejamos de ser clientes suyos.

A partir de ese momento, empezamos a investigar el origen de los alimentos envasados que se nos venden como ecológicos. Primero, lo hicimos buscando en las etiquetas de los productos de herbolario la procedencia de los mismos, y nos dimos cuenta de que todos, o vienen de la Unión Europea o no vienen de la Unión Europea, aunque en ocasiones un solo producto puede venir, al tiempo, de la Unión Europea y no de la Unión Europea, como indican las siglas UE, no UE, UE/no UE que se pueden leer aunque con dificultad en las etiquetas. Y esa es toda la información sobre el origen del producto. En dos ocasiones, creímos haber encontrado pasas y copos de avena de origen nacional, pero los distribuidores, o desconocían de qué lugar de España provenían, o reconocieron que se había cometido un error al etiquetar.

Extendimos entonces nuestra investigación a las web de las marcas más conocidas en el país, y comprobamos que en muy pocos casos indican en la red el origen de los artículos que comercializan. Y si se les pregunta por ello, no contestan.

En esta situación, se nos ocurrió que en Biocultura, la Feria de productos ecológicos y consumo responsable, encontraría eco nuestra inquietud. En el mes de noviembre, nos dirigimos a la sede de Biocultura en Madrid y una vez allí, preguntamos a dos de los grandes expositores qué opinaban sobre la importación desde China de productos ecológicos cultivados tradicionalmente en España o, por lo menos, cultivados en Europa. Uno de nuestros interlocutores se negó a contestarnos. El otro  adujo que esas importaciones “eran legales” y que, en cualquier caso, “ellos no eran el Estado”, dando a entender que el problema, si lo había, no era suyo.

 

En ese momento cesaron nuestras investigaciones y decidimos, de acuerdo con la Comisión de Agroecología del grupo de Madrid de Ecologistas en Acción, escribir este artículo.

 

Queremos dejar claro que nuestro objetivo no es señalar a una serie de empresas que no comparten nuestros criterios, sino aportar información para una reflexión conjunta en la que deberían participar tanto productores como consumidores para así, entre todos, conseguir que el consumo de productos agroecológicos responda en todo, y no sólo en parte, a lo que creemos significa la palabra “ecológico”. Podremos decir que consumimos ecológicamente si respetamos los siguientes criterios:

_ El cultivo se ha de realizar con medios naturales (sin pesticidas, insecticidas…), respetando el medio ambiente.

_ La producción se debe realizar en unas condiciones de trabajo dignas.

_ El consumo ha de ser local siempre que el cultivo sea posible en nuestras condiciones agroclimáticas. De lo contrario, habría que plantearse la necesidad de ese consumo.

_ El consumo ha de ser de productos de temporada.

_ Las relaciones entre consumidor y productor (que debe recibir un precio adecuado por su trabajo) han de ser justas.

De esta manera, no sólo estaremos contribuyendo a una reducción del impacto ambiental, también contribuimos al desarrollo de la agricultura campesina, al establecimiento de lazos entre productores y consumidores, a la creación de empleo y, en definitiva, hacemos posible un mundo rural vivo, apostando por la soberanía alimentaria.

Afortunadamente, desde hace tiempo se están desarrollando experiencias (grupos de consumo, mercados locales de productos ecológicos, sistemas de certificación participativa que ayudan a los pequeños agricultores con dificultades económicas para obtener el certificado convencional, etc.) que nos permiten ser optimistas acerca de la implantación de un modo de consumo verdaderamente transformador y ecológico en nuestro país.

Comparte en:Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Shiatsu en el tiempo de la Madera

Publicado el 23/03/2015 en Shiatsu

Arbol en rocaLos meses de primavera en Medicina China corresponden al elemento Madera (el reino de las plantas), representado en el organismo por la energía de Hígado y Vesícula Biliar, que controla la libre circulación de Sangre y Qi en el organismo.

El viento, frecuente en estos meses y acerca del que conviene tomar precauciones, es la condición externa que afecta a la energía de la Madera, y los tejidos relativos a la misma son los músculos, ligamentos y tendones. Cuando está desequilibrada, surgen emociones como la ira, la impaciencia y la frustración. El sentido corporal que corresponde a Madera es la vista, y su órgano, los ojos.

La energía de Madera va dirigida hacia arriba y hacia fuera y puede ser tan poderosa como muestra la foto que acompaña a este texto: en su impulso por subir y expandirse, un árbol rompe la roca.* En primavera son característicos los problemas musculares y de las articulaciones, así como las explosiones de ira, cuyo resultado son fuertes dolores de cabeza y subidas de tensión, un reflejo de la dirección ascendente de esta energía.

Para aliviar estos problemas, en nuestra consulta tratamos con Shiatsu los Canales energéticos obstruidos y otros que pueden contribuir a liberarlos. Complementamos el tratamiento movilizando las articulaciones y realizando estiramientos adecuados. Por último, damos a nuestros clientes ciertas pautas nutricionales y les recomendamos la práctica de ejercicios físicos que favorecen la libre circulación de la energía bloqueada.

*Gracias a nuestro amigo Paco Frontiñán por la foto que acompaña a este artículo.

 

 

Comparte en:Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

COMER DE OTRA MANERA

Publicado el 14/03/2015 en Alimentación

 

verdurasNuestro Curso “Comer de otra manera” tuvo lugar el día 1 de marzo (puedes ver comentarios de los asistentes en nuestra web).Queremos compartir con vosotros las orientaciones que les dimos a los que quieren cambiar su relación con los alimentos para sentirse mejor:

¿Quieres comer de otra manera? Si aplicas las pautas que te vamos a dar a continuación, no sólo va a cambiar tu manera de comer,  también va a cambiar tu vida.

Para empezar, asegúrate de que tienes en tu cocina los siguientes alimentos básicos

_ Verdura fresca variada

_ Fruta del tiempo

_ Cereales integrales: arroz, copos de avena y otro cereal que puedes ir variando (maíz, mijo…). Pasta y pan (de trigo, espelta o kamut )

_ Legumbres (judías, garbanzos y lentejas)

_ Harina integral (si quieres hacer bizcochos)

_ Huevos frescos

_ Yogur y queso fresco (si tomas lácteos)

_ Frutos secos crudos (almendras, avellanas, nueces, pipas de girasol o calabaza…) y frutas desecadas (higos, ciruelas, albaricoques, pasas…)

_ Aceite de oliva virgen o virgen extra

_ Sal gris de Bretaña.

_ Panela

_ Hierbas aromáticas para condimentar (orégano, hierbabuena, tomillo…)

_ Hierbas para infusiones (diente de león, cola de caballo, menta, anís…)

Y a continuación, aunque quizá esto tenga que ser lo primero,  elimina de tu cocina y de tu dieta:

_ Productos precocinados (una excepción pueden ser las bases para “pizza” de algunos herbolarios)

_ Productos envasados con largas listas de ingredientes (¡Lee las etiquetas!) Los aditivos _ para dar sabor, color, olor…_ son peligrosos para tu salud. Vienen indicados con la letra E seguida de un número)

_ Charcutería industrial (¡Lee las etiquetas!). En su lugar, puedes comprar un buen jamón o chorizo/salchichón biológicos. Sé moderada en su consumo.

_ Bollería industrial (¡Etiquetas!)

_ Bebidas refrescantes: Contienen azúcar o edulcorantes (algunos de ellos, peligrosos), cafeína, colorantes, etc.

_ Margarina: Una grasa Trans- de carácter tóxico. Puedes sustituirla por mantequilla de buena calidad (sé moderada en su consumo) o por aceite de oliva

_ ¡Chuches!  Por otro nombre, comida-basura. Sin comentarios.

Y ahora…a cocinar.

Cocer, asar, preparar a la plancha o al vapor…todos son métodos recomendables, dependiendo del alimento. Freír, sólo de vez en cuando y con un aceite de calidad. En cuanto al microondas, no somos partidarios de su uso.

Comer, ¿cómo, cuánto, cuándo?

_ Si comes despacio, masticando bien, aprovecharás más los nutrientes de los alimentos y te sentirás saciada antes. Si, además, tus alimentos son integrales, se reforzará la sensación de saciedad (¡te estás alimentando bien!). Si llegas a comer con mucho apetito, toma un vaso de agua antes de la comida, calmará tu ansiedad.

_ No comas si estás nerviosa o alterada. Espera. Y si tienes tendencia a comer porque estás “nerviosa” (frustrada, furiosa, preocupada…), reflexiona un momento: ¿soluciona la comida tu problema o tapa momentáneamente las causas del mismo?

_ Come con regularidad, no te saltes comidas (el organismo se despista y “nos protege” acumulando en vez de eliminar). Y cena por lo menos dos horas antes de irte a la cama. No se trata de irse tarde a la cama, sino de cenar pronto.

_ Si quieres tomar algo entre comidas, elige entre lo que debe estar en tu cocina (fruta o un puñadito de frutos secos puede ser una opción. Y, por supuesto, agua o infusiones)

_ Y, por último, disfruta comiendo. Estas orientaciones son eso: una guía que puede convenirte seguir de cerca al principio, pero que admite excepciones y el uso de la imaginación, es más, esta es indispensable una vez que hemos decidido comer de otra manera.

 

 

Comparte en:Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+