Llámanos para concertar cita
91 636 81 28
Cómo llegar

CONTACTO

Publicado el 06/11/2014 en DigitoShiatsu

Barry y María José ¿Cómo opera el contacto?

Un apretón cariñoso o, al contrario, un golpe…despiertan una reacción. ¿Es esta física, mental, emocional…?

La respuesta es que a partir del contacto físico se produce una reacción en varios planos de nuestra persona (el físico-fisiológico y también el mental-emocional)

 

Algo semejante ocurre cuando entramos en contacto con el cuerpo de otra persona en una sesión de Digitopuntura en silla, Shiatsu u otras formas de trabajo corporal:

Cuando ponemos las manos sobre la espalda del receptor en la sesión de Digitopuntura o Shiatsu, el primer tejido corporal con el que establecemos contacto es la piel. Pues bien, en la piel hay infinidad de terminaciones nerviosas que, al ser estimuladas, envían mensajes al cerebro que, a su vez, responde dando órdenes a distintas partes del organismo: los músculos se relajan, la respiración se calma, varía la temperatura corporal y la persona experimenta una sensación de bienestar. Por supuesto, lo contrario sucede si el contacto no es el apropiado. Cuando hablamos de “calidad del contacto” nos referimos a la capacidad de aplicar las manos al lugar adecuado y de ejercer la presión adecuada. El conocimiento técnico y el desarrollo de la sensibilidad son la consecuencia de una buena formación y de la práctica personal, absolutamente indispensable.

 

Desde el punto de vista de la Medicina China, que concibe al ser humano como un conjunto de corrientes de energía, al aplicar las manos en la sesión de Digitopuntura o Shiatsu a ambos lados de la columna vertebral, lo estamos haciendo sobre el Canal o Meridiano de Vejiga, cuya energía se activa con el contacto, beneficiando  localmente a la espalda, pero también a los órganos (riñón, vejiga, cerebro) que el Canal atraviesa en su recorrido interno. El funcionamiento orgánico se equilibra y, con ello, determinados estados mentales o emocionales.

 

Comparte en:Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *