Llámanos para concertar cita
91 636 81 28
Cómo llegar

Harina integral / Harina blanca

Publicado el 27/10/2014 en Salud

spelt wheat

La harina blanca, casi la única utilizada en los productos comerciales de panadería y pastelería, contiene solo el endospermo del grano, sus hidratos de carbono, el componente que nos proporciona energía. El cuerpo absorbe rápidamente estos hidratos de carbono y, en consecuencia, sube nuestro nivel de azúcar en sangre. Si nuestro consumo de harinas refinadas (pan blanco, bollería y pastelería, pasta) es excesivo, podemos llegar, con el paso del tiempo, a ser obesos, diabéticos o víctimas de accidentes cardiovasculares.

En el caso opuesto está la harina integral, que contiene todos los componentes del grano: la cascarilla (fibra insoluble), el germen (proteínas y vitaminas, generalmente del grupo B, minerales, grasas no saturadas) y, por último, el endospermo (hidratos de carbono)

La harina integral contiene todos los componentes necesarios para una buena digestión y absorción de los nutrientes de los cereales. Gracias a su composición, los hidratos de carbono se liberan y absorben poco a poco, evitando así la subida repentina del nivel de azúcar en sangre. La fibra favorece el tránsito intestinal, además de absorber toxinas que se eliminan en la defecación. Resumiendo, no exageramos al decir que la harina integral es un alimento completo.

Hacer en casa (o comprar) productos a base de harina integral de calidad es bueno para nuestra salud. No nos limitemos al trigo, procuremos alternarlo con harina de otros cereales, como la espelta, el kamut, el centeno, el maíz o la avena. Cada uno tiene sus  propiedades y sabor particular.

Comparte en:Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *