Llámanos para concertar cita
91 636 81 28
Cómo llegar

Asimilación

Publicado el 21/07/2014 en Salud

asimilacion-cultural-2 - Copy

Para funcionar bien, todas las células de nuestro cuerpo deben recibir los nutrientes que necesitan y liberar las toxinas y productos de desecho que se acumulan en su interior. Para ello, no solo hemos de ingerir los nutrientes y fluidos adecuados, sino que además tenemos que facilitar el proceso de asimilación.

Como todo el mundo sabe, nuestras emociones y actitudes influyen en los procesos corporales. La actitud positiva, la buena disposición a la hora de la comida, favorecen la asimilación (digestión y absorción) de lo que comemos y bebemos, mientras que la preocupación, el enfado, la rabia, el estrés y otras actitudes negativas, impiden una correcta asimilación.

Beber suficientes líquidos, preferiblemente agua, antes o después de las comidas (los nutricionistas recomiendan unos dos litros al día), facilita la asimilación. No son buenos sustitutos del agua el alcohol o las bebidas azucaradas, al contrario, al pasar rápidamente a la sangre, hacen que aumente el número de toxinas, sobrecargando así al hígado y los riñones, que tienen que trabajar más para eliminarlas. Si ingerimos este tipo de bebidas, tenemos que procurar beber más agua de la recomendada en circunstancias normales.

La digestión empieza en la boca, donde las enzimas de la saliva descomponen los almidones. Si los almidones no se descomponen por completo en la boca, pueden producirse fermentaciones en otras partes del sistema digestivo. Sus consecuencias son la inflamación, dolor y formación de gases. Y el resultado final, una mala asimilación.

Nuestros cuerpos tienen la capacidad de asimilar alimentos integrales que, en su estado natural, deberían proporcionarnos todos los nutrientes, minerales y vitaminas, que necesitamos. Y aunque en nuestros días no siempre es fácil encontrar alimentos saludables, nuestra obligación es procurar que lo sean. Hay momentos en que necesitamos suplementos (vitaminas o minerales) para recuperar la salud, pero no es conveniente tomarlos continuamente, pues nos arriesgamos a que nuestro cuerpo pierda la facultad de extraerlos de lo que comemos.

Podríamos decir mucho más acerca de la influencia de los tipos de alimentos y sus combinaciones en la asimilación de los mismos, pero simplemente con prestar atención a lo que mencionamos en párrafos precedentes, seremos capaces de notar una marcada diferencia en nuestras vidas.   

Comparte en:Email this to someoneTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *